sábado, 26 de abril de 2008

Reduciendo el tiempo de espera al iniciar Ubuntu

Tras el lanzamiento de la nueva versión de Ubuntu 8.04 Hardy Heron, decidí hacer una instalación limpia por razones sanitarias. Desde mi introducción en el mundo GNU/Linux con Ubuntu 6.10, sólo me había limitado a actualizar las versiones. Obviamente al comienzo uno no sabe mucho y a veces mete la mano más allá de la cuenta. Por esto, van quedando huellas y residuos por tanto tiempo de maltrato (ja). En esta ocasión decidí que una instalación desde cero iba a contribuir a la mantención de mi sistema (nótense mis rasgos obsesivos).

Después de instalación, necesariamente uno tiene que volver a "enchular" el Ubuntu para que se adecúe a sus necesidades. Es como amoblar y decorar la habitación en la que va a vivir. Así que en muchos casos, uno se enfrenta nuevamente con algunos problemas que resolvió antaño, sólo que ahora algunas opciones han cambiado de lugar y otras se han facilitado.

Por eso, los tips que postearé a continuación probablemente sean del conocimiento del usuario antiguo, aunque sin embargo pueden ayudar al novato que recién se integra a este fascinante mundillo.

En esta ocasión, referiré a un par de modificaciones para agilizar el tiempo en que demoramos en entrar al sistema. La primera modificación apunta a reducir el tiempo de espera en el gestor de arranque (GRUB). El segundo cambio permite iniciar una cuenta de usuario automáticamente, para no tener que escribir el usuario y contraseña cada vez que ingresamos al sistema operativo.

1. Agilizando el gestor de arranque (GRUB)

El gestor de arranque (GRUB) es el que nos permite iniciar uno u otro sistema operativo instalado en nuestra maquina. Comúnmente, aparece como un menú donde nos salen las versiones del núcleo (kernel) Linux que tenemos instalados junto a las versiones de Windows.

Cuando recién instalamos Ubuntu, este menú tarda 10 segundos en desaparecer e inicia el item que esté seleccionado. Dado que estamos impacientes por ocupar nuestro Ubuntu recién instalado, trataremos de que el tiempo de espera sea menor.

Editando el archivo de configuración del GRUB

Como alterar el GRUB implica cambios riesgosos, para modificar el archivo de configuración (/boot/grub/menu.lst) debemos acceder con permisos de superusuario (su). Para esto abrimos el diálogo «Ejecutar una aplicación» (Alt-F2) y escribimos gksu gedit /boot/grub/menu.lst

Nos pedirá la contraseña de root. Tras ingresarla se nos abrirá una ventana del Editor de textos con el archivo en cuestión. Ahora podemos proceder con la edición.

Reducir el tiempo de espera

Verás que hay una línea en la que sale timeout 10 (línea 19 aprox.). El número 10 indica la cantidad de segundos de cuenta regresiva del menú. Típicamente 10. Lo vamos a rebajar a un número razonable para no esperar tanto. Personalmente lo dejo en 3 segundos, por si algún día quisiera iniciar con otra versión del núcleo (kernel) o bien con la partición de Windows (sí, admito que tengo una partición de Windows, pero no la he usado hace meses).

Ocultar el menú

Busca la línea en la que dice #hiddenmenu (línea 23 aprox.) y descomenta la línea, quitándole la almohadilla o signo gato (#). Al hacer esto, cuando inicies tu máquina ya no aparecerá el menú sino sólo la cuenta regresiva. Si quieres acceder al menú se te pedirá que presiones alguna tecla, de lo contrario permanecerá oculto.

Después de hacer las modificaciones que estimes pertinentes, guarda los cambios. Recuerda que este archivo de configuración es indispensable para iniciar el sistema operativo, así que cualquier error que cometas puede costarte un dolor de cabeza. Realiza una copia de seguridad del archivo o mantén tu disco de Ubuntu a mano en caso de emergencia.

2. Iniciar sesión de usuario automáticamente

Si sólo tenemos un usuario en nuestro sistema, podemos ahorrar tiempo valioso al saltarnos la ventana de entrada en la que se nos pide ingresar el usuario y la contraseña.

Para esto, vamos al menú Sistema > Adminisitración > Ventana de entrada. Se nos abrirá una ventana en la podremos modificar algunos aspectos de ella. Para nuestro objetivo, nos dirigimos a la pestaña «Seguridad» y activamos la casilla que dice «Activar entrada automática». En la lista desplegable, seleccionamos el usuario con el que queremos se inicie nuestro sistema. Después cerramos la ventana y la próxima vez que iniciemos el sistema podremos disfrutar de nuestros cambios.

1 comentario:

Jaume dijo...

Hola,yo creo que en lo de entrada Automática está bien si no te conectas por Wireless inalámbrica,porqué sino cuando entras te encuentras la ventana para desbloquear el anillo de claves contraseña de red.Sé que se puede quitar el anillo pero ahora no recuerdo cómo....,y si realmente funciona bien.
No lo probé.
Salud.